by _comunica2punto0

#marketing Lo que se puede aprender de los anuncios más virales de 2016

In Marketing on 2 diciembre, 2016 at 11:14

PURO MARKETING

Cuando se acerca el final del año llega el momento de hacer balance y de intentar establecer qué es lo que ha sucedido y lo que se puede aprender de ello. Por ello, llega el momento de hacer listados y de intentar comprender qué se puede sacar de ellos. Uno de los listados recurrentes del cierre del año es el de los anuncios más populares y, de forma mucho más específica, el de los anuncios en vídeo que se han convertido en virales durante el año.

¿Cuáles han sido los anuncios más virales del año, los que todo el mundo ha estado recibiendo por todas las vías posibles?

Unruly acaba de sacar un listado con los 20 anuncios con más tirón del año. En lugar de hacer una lista de los que han logrado mayores audiencias partiendo de las cantidades de reproducciones, se han centrado en las veces que han sido compartidos. Partiendo de datos de YouTube y de Facebook, ha establecido cuáles han sido los 20 anuncios que más se han compartido. De la lista final, se pueden extraer ciertas conclusiones.

La nacionalidad ya no importa para ser viral

Puede que, viendo las listas de los anuncios que más están triunfando en Navidad, se pueda sentir que, para conectar con las audiencias a lo grande, hay que salir de Estados Unidos o como mucho Reino Unido. Si se quiere ser uno de los grandes virales del año o uno de los grandes virales de una temporada, cualquiera temporada, es necesario surgir en un mercado con una lengua universal y con cierto ascendente en la red. Sin embargo, las cifras de Unruly demuestran algo bastante diferente a eso. La lista de los vídeos virales es global y, como tal, es bastante variada y cuenta con contendientes de muchos lugares y muy variopintos.

De hecho, en el top 20 de los vídeos más virales entran contenidos originarios de diez países distintos. A los habituales Reino Unido y Estados Unidos se suman Dinamarca, Egipto, Tailandia, Bangladesh, India, Noruega, Filipinas e Indonesia.

El poder de los grandes eventos

Una de las cuestiones que tienen muy claros quienes trabajan con contenidos, como es el caso por ejemplo de los periodistas, es que los grandes eventos y los momentos especiales tienen muchísimo tirón. Si se comparten noticias y más noticias sobre ciertos acontecimientos y se empieza a hacerlo además increíblemente pronto no es solo por el valor informativo de ese evento, sino también por el interés que despierta entre sus potenciales receptores y porque, por ello, se sabe que se van a consumir de forma masiva. Y esto ocurre también con los vídeos virales: los grandes momentos y los que despiertan picos de interés posicionan también mucho mejor a los vídeos.

En la lista de los 20 vídeos más virales hay, por tanto, vídeos de Navidad, de Ramadán o de los Juegos Olímpicos. Además, el poder que tienen muchos de estos momentos es muy elevado y funcionan como una suerte de gasolina para el fuego, haciendo que se compartan muchísimo más de lo que se están compartiendo otros contenidos. Es lo que ocurre, por ejemplo, con la Navidad. El vídeo más viral del año, según el estudio de Unruly, es uno de los anuncios virales de la Navidad, el del perro saltarín de John Lewis.

Los vídeos no necesitan ser muy cortos para triunfar

¿Cuál es la duración mágica para construir un vídeo viral? No hay fórmula mágica y eso es algo que las marcas deben tener muy en cuenta. No se puede creer que por ajustarse a un contador de segundos se va a lograr el éxito ya en el momento, aunque sí es cierto que hay una cierta tendencia. Los vídeos no pueden ser ni muy largos ni muy breves. La duración media de estos virales es de 2:49.

El poder de la historia

En la lista de los virales del año y en uno de los puntos más destacados (el cinco, aunque también tienen otro en el 15) se cuela algo que no es, necesariamente, un anuncio al uso. Uno de los vídeos del grupo musical OK Go es uno de los virales del año y uno de los que meten en este caso dentro de los anuncios por el papel que S7 Airlines ha tenido. El vídeo se grabó en un vuelo de gravedad cero y ha ayudado, por tanto, a posicionar a esa compañía. Se podría decir que en cierto modo es marketing de contenidos o, siendo más tradicionales, es product placement.

Pero lo que se puede comprender es que la historia tiene muchísimo peso. Hay que construir algo que mantenga atrapado al consumidor y que haga que quiera ver el vídeo hasta el final. Las historias, como apunta uno de los directivos de Unruly, ofrecen escapismo, pero también ejemplos de humanidad, ponen en cuestión los roles de género e invitan a la reflexión o dan fortaleza “en tiempos inciertos”.

via Puro Marketing http://ift.tt/2h1DQP3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: