by _comunica2punto0

#marketing ¿Puede un robot conocernos mejor que nuestra pareja? – Juan Sevillano Zabala

In Marketing on 14 febrero, 2017 at 10:38
Juan Sevillano Zabala Director general de Rocket Fuel España

¿Puede un robot conocernos mejor que nuestra pareja? – Juan Sevillano Zabala

Cada año, el día de San Valentín llega precedido de ofertas relacionadas con el amor y el romanticismo –una celebración única para cada pareja-. Pero junto con ese sentimiento de amor, también aparece cierta presión. Para muchos supone una prueba de cuánto conocen a su pareja o de si esta sabrá valorar las incontables horas que ha pasado seleccionando cuidadosamente una escapada romántica, un restaurante exclusivo o un regalo caro. La presión por acertar puede ser tremenda.

Con frecuencia, los planes poco preparados o los regalos poco acertados arruinan el momento y ponen en evidencia la incomprensión existente entre las parejas. No sorprende, por tanto, que las semanas que siguen a San Valentín constituyan uno de los períodos en los que se registran más rupturas de pareja (solo igualadas por las semanas posteriores a Navidad).

En mi casa, San Valentín es igual de excitante que de Inquietante. Hace solo dos meses estuve buscando ansiosamente el regalo de Navidad para mi pareja –tratando de analizar las pistas que entendía que me iba dejando y dándole vueltas a todas las opciones posibles-. En esa ocasión acerté, pero ahora me enfrento a un nuevo desafío, ¿habré presado suficiente atención a las sutiles pistas que me ha ido dejando?

Las relaciones entre marcas y consumidores están plagadas de dificultades de este tipo. Las marcas que asumen lo que quieren sus clientes basándose en datos brutos de terceros están destinadas a proporcionar experiencias frustrantes y decepcionantes. Las interacciones mal gestionadas pocas veces conducen a relaciones cercanas y duraderas.

Los consumidores habitualmente dejan muchas pistas: los sitios Web que visitan, lo que compran, lo que escuchan, ven, buscan, comparten… todo ello proporciona señales a las marcas sobre los intereses del consumidor. Toda esta actividad deja un reguero de datos que ayuda a configurar o pintar un perfil más preciso de quiénes somos, qué nos interesa y a qué estamos más dispuestos a prestar atención. La capacidad de las marcas para recopilar y sacar partido de esas señales y convertirlas en momentos significativos se basa en la aplicación de la inteligencia artificial. Las marcas ahora pueden aprender de las acciones para predecir el comportamiento futuro y a su vez proporcionar poder predictivo al marketing.

El marketing predictivo permite a los marketeros anticipar lo que llamará la atención de los consumidores, permitiéndoles crear momentos significativos con los que deleitar a sus clientes.

Imaginemos que este nivel de anticipación estuviera disponible para nosotros en San Valentín –podríamos saber exactamente qué regalar a nuestras parejas, sin estrés y sin miedo a los reproches. Yo sabría que a pesar de la insistencia de mi pareja en que no le regale flores, en realidad quiere decir lo contrario: quiere que siempre le regale flores. La inteligencia artificial no nos decepcionaría en este sentido. Llegaría a conclusiones con una precisión asombrosa basada en indicadores de comportamiento en vez de en la adivinación de pistas e hipótesis. Con esa capacidad podría hacer, con toda seguridad, que el día de San Valentín fuera precioso y mágico.

Mientras mi pareja tiene que dejar pistas evidentes para que yo me dé cuenta de lo que realmente quiere, la inteligencia artificial tiene ese conocimiento. Ha analizado y aprendido de más 14 millones de atributos relacionados con sus intereses, gustos y aversiones para obtener un profundo conocimiento de su personalidad, un conocimiento que yo no podría alcanzar ni en mis mejores sueños.

Este es exactamente el nivel de conocimiento que proporciona el marketing predictivo a las marcas. A través de la cuidadosa aplicación de estos datos, las marcas pueden entendernos mejor y presentarnos el contenido y los mensajes publicitarios más relevantes.

Así que espero haber analizado las pistas que me ha ido dejando mi pareja tan bien como la inteligencia artificial. Con un poco de suerte y con ayuda de la inteligencia artificial, tendré acertaré regalándole flores.

via Marketing Directo http://ift.tt/2l3gDe9

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: