by _comunica2punto0

#marketing 5 maneras de decir “no” en el trabajo sin ser devorado (a dentelladas) por la culpa

In Marketing on 16 febrero, 2017 at 8:17

La palabra “no” es sumamente fácil de pronunciar. Sin embargo, en el ámbito laboral esta sucinta palabra tiene malísima reputación y quienes osan pronunciarla son contemplados como una suerte de rebeldes (con causa o sin causa).

Carcomidos por la culpa que la sola mención de la palabra “no” genera en sus entrañas, muchos trabajadores evitan en la medida de lo posible las negativas para esquivar la confrontación con sus colegas y sus superiores.

Sin embargo, decir “no” (de vez en cuando) es imprescindible para que la salud de nuestra productividad no se resienta y seamos víctimas del temido síndrome de “burnout”.

Decir “no” en el trabajo es difícil, pero no imposible. A continuación, y de la mano de la siguiente infografía de Business Backer, le proponemos 5 eficaces maneras de pronunciar la palabra “no” sin sentir una honda punzada de culpa en el pecho:

1. Sea honesto y sincero
Deje muy claro a su interlocutor porque le dice “no”. Y no se parapete detrás de excusas “baratas”. Válgase de argumentaciones sinceras para justificar sus negativas.

2. Diga “no” en persona (y evite los emails)
Los correos electrónicos se prestan a menudo a ser malinterpretados. Por esta razón, decir “no” en persona evita que la negativa se vea teñida de la nebulosa de la confusión. Y las razones que hay detrás son comprendidas además bastante mejor por la persona a la que dan “calabazas”.

3. Pida ayuda a sus colegas y superiores a la hora de priorizar sus tareas
Si es incapaz de lidiar con la carga de trabajo que tienen a bien encomendarle sus colegas y superiores, expóngales sin tapujos su situación y solicíteles ayudar para priorizar las tareas que tiene por delante. De esta manera, demostrará a los demás su voluntad de cooperación y les dará cuenta de sus otras muchas obligaciones.

4. Encuentre otra persona (más adecuada que usted) para cumplimentar la tarea que le han endilgado sus jefes
Si alguien nos pide ayuda para llevar a cabo una tarea que nos sentimos incapaces de llevar a cabo, una buena idea es buscar a la persona adecuada para ejecutarla (más allá de decir simplemente “no”).

5. Muestre aprecio por quien le solicita ayuda
Que un colega o un superior nos encomienden una tarea concreta no deja de ser un síntoma de confianza hacia nosotros. Por esta razón, es importante que les dejemos claro que apreciamos su gesto (aun cuando nos sea imposible prestarles nuestra ayuda).

via Marketing Directo http://ift.tt/2lkxD29

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: