by _comunica2punto0

#marketing Por qué en el marketing digital ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos

In Marketing on 16 febrero, 2017 at 9:57

En el universo del marketing y la publicidad los eventos están a la orden del día. ¿El problema? Que los marketeros invierten muchísimo tiempo en tales eventos y no tanto convirtiendo en realidades las inspiraciones que cazan allí al vuelo. Así lo cree al menos Christian Meyer, senior media manager de Müller Media & Service, filial de la empresa luxemburguesa de productos lácteos Theo Müller.

“El tiempo que cada uno invierte en los eventos del sector me es francamente indiferente. Pero sí es cierto que en tales eventos prima muy a menudo la superficialidad y las maneras allí propuestas de enfocar el marketing digital están huérfanas de toda diferenciación”, denuncia Meyer, en una entrevista concedida recientemente a Onlinemarketing.de.

Por otra parte, Meyer tiene el pleno convencimiento que en plena era digital los omnipresentes medios digitales no le sientan como un guante a todos los anunciantes. “Para las marcas de bienes de gran consumo el alcance que ponen a su disposición los tradicionales medios de comunicación de masas continúa siendo muy importante. Y eso que, debido a la creciente fragmentación, el alcance de este tipo de medios no es ya lo que era y la eficacia publicitaria se está resintiendo inevitablemente”, asegura Meyer. “Los medios digitales prometen mucho, pero mantienen poco de todo lo que prometen”, añade el ejecutivo de Müller Media & Service.

Por otra parte, y en relación con el “hype” que se ha generado en los últimos tiempos en torno a la ubicua compra programática, Meyer no niega que esta fórmula publicitaria tiene muchísimo potencial desde el punto de vista de la optimización de la compra-venta de medios. Sin embargo, hoy por hoy se benefician fundamentalmente de ellas las empresas que se desenvuelven en el ámbito del e-commerce. “Para las marcas que nos movemos en el mercado de los bienes de gran consumo las cosas son bastante diferentes. Y creo que existe cierta nebulosa en torno a la comprensión de la compra programática”, indica.

Preguntado por los demonizados banners (aquellos en los que supuestamente nadie hace clic), Meyer admite que la tasa de clics de este formato publicitario es francamente minúsculo, pero aun así sigue teniendo sentido en determinadas circunstancias. “Apostando por los banners, estamos, por ejemplo, en condiciones de medir adecuadamente el ROI y esta oportunidad no la brindan por igual todos los formatos publicitarios”, concluye Meyer.

via Marketing Directo http://ift.tt/2lmo6HB

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: