by _comunica2punto0

#marketing Las disculpas de YouTube no convencen a los creadores de contenidos (ni a su confianza)

In Marketing on 21 marzo, 2017 at 10:41

No corren buenos tiempos para Google y YouTube. El gigante de internet se enfrenta a uno de los mayores problemas a los que ha tenido que hacer frente.

Recientemente conocíamos la noticia de que varios anuncios del Gobierno de Reino Unido, así como algunas campañas de grandes marcas británicas, habían aparecido junto a contenidos religiosos extremistas en la plataforma de vídeo de la compañía.

Hablamos de las entidades bancarias HSBC y RBS y los grandes almacenes Marks & Spencer (M&S). Estos han decidido retirar su publicidad de YouTube después de lo sucedido. Y no es de extrañar no sólo por la imagen con la que se puede asociar a las marcas, sino porque parte del dinero de la publicidad que aparece en esos vídeos acaba en manos de los autores.

Una situación que ha puesto en el punto de mira a Google y YouTube. El presidente de la división europea, Oriente Medio y África del gigante de internet, Matt Brittin, ha pedido disculpas públicamente tras los hechos acaecidos.

“Me gustaría pedir disculpas a los socios y anunciantes que hayan podido resultar afectados porque sus anuncios aparecieron al lado de contenidos polémicos”, se recoge en el comunicado rubricado por Brittin.

“Nos tomamos nuestras responsabilidades muy en serio”, por lo que han asegurado que han iniciado una revisión exhaustiva de sus políticas para que no se repitan este tipo de situaciones.

Y no es para menos. A las marcas citadas al inicio de este artículo se ha sumado uno de los pesos pesados de la industria publicitaria. Havas Group UK ha anunciado la retirada de toda la publicidad de sus clientes tanto de Google como de YouTube.

La compañía ha declarado que los anuncios de sus clientes no volverán a estas plataformas hasta que se pueda asegurar un contexto seguro.

Los problemas de los creadores de contenidos

Google ha prometido mejoras y cambios en sus políticas como veíamos. Desde la empresa se excusan en cierto modo señalando que, cada minuto se suben más de 400 horas de vídeo a YouTube, por lo que “las cosas no siempre salen bien”.

Pero estos no son los únicos problemas que Google y su plataforma de vídeo han tenido en este sentido. Algunos creadores de contenidos de YouTube han señalado que sus vídeos están siendo tratados de forma injusta afectando a sus ingresos.

Matan Uziel cuenta con un canal en YouTube conocido como “Real Women, Real Stories”. Un espacio en el que se tratan las distintas dificultades con las que se encuentran las mujeres actualmente. Uziel ha asegurado que, después de dos años, ha visto cómo sus visitas e ingresos se han reducido de forma drástica sin motivo alguno aparente.

“Es una pesadilla. Yo no puedo volver a confiar en YouTube”, asegura Uziel.

“Resulta sorprendente ya que YouTube cuenta con una CEO (Susan Wojcicki) que se declara como feminista y defensora de la igualdad de género”, explica poniendo como ejemplo que otros vídeos en los que se fomenta la anorexia e incluso la autolesión no se están viendo afectados según recogen desde The Guardian.

“Es perjudicial que YouTube intente censurar un tema tan importante y no se centre en sumar esfuerzos para combatir los contenidos que aplauden la supremacía blanca, la islamofocia o el racismo”.

Unas duras palabras que únicamente demandan una mayor transparencia por parte de Google sobre cómo modera sus contenidos. Actualmente la compañía trabaja en este sentido con una combinación de detección automática y moderación humana para vigilar los contenidos que se publican en YouTube y la publicidad que aparece junto a ellos.

Entre los vídeos que se consideran como no aptos para los anunciantes aparecen aquellos que son sexualmente sugestivos, violentos, contienen lenguaje grosero, promueven el uso de drogas o tratan temas polémicos como las guerras o las catástrofes naturales.

Distintos profesionales y activistas demandan califican estas políticas de Google en YouTube como vagas. Creen que la desmonetización de los contenidos debería realizarse caso por caso y no de forma generalizada.

Esto nos lleva a un punto de inflexión que no resulta nuevo. Los gigantes de la talla de Google o Facebook tienen que pensar cuidadosamente cuáles son sus valores culturales y cómo los van a presentar a sus usuarios. Una vez dado este paso tienen que aplicarlos de forma coherente siempre teniendo en cuenta las legislaciones vigentes. Algo que no puede dejarse 100% en manos de algoritmos y si no, ¿por qué casi todos estos casos afectan siempre al gigante social y al de las búsquedas?

via Marketing Directo http://ift.tt/2n37zHb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: