by _comunica2punto0

#marketing El caso United Airlines o cómo las redes sociales arrancan la máscara a las marcas “malvadas”

In Marketing on 15 abril, 2017 at 11:02

Pese a los trols que acostumbran a pasearse en manada por las redes sociales, lo cierto es que estas plataformas, tan denostadas en los últimos tiempos, tienen un lado bueno (muy bueno, de hecho): la arrolladora fuerza que tiene la indignación popular en la Web Social.

El incidente protagonizado por United Airlines, que el pasado domingo expulsó a rastras y de manera excepcionalmente violenta a un pasajero de uno de sus aviones, da buena prueba de ello.

Por culpa de su torpeza, que ha dado la vuelta al mundo a bordo de las redes sociales, United Airlines es actualmente una marca “magullada” que, si no logra desactiva la “bomba” que le ha caído encima, se arriesga a desaparecer para siempre del mercado.

El capitalismo está, al fin y al cabo, en plena era 2.0 y en la era 2.0 el consumidor está no sólo pertrechado de voz sino también de altavoz (las redes sociales).

Henchidos de poder por obra y gracia de los social media, los consumidores tienen en los tiempos digitales que corren la capacidad de poner en apuros a las marcas que cometen el imperdonable pecado de tratarles mal.

No obstante, y pese a que con las redes sociales a su vera los consumidores tienen más poder que tenían antaño, se enfrentan también a nuevos problemas: a un mercado dominado cada vez (en algunos sectores al menos) por los oligopolios.

Presa del oligopolio más flagrante e impune es precisamente el mercado en el que se desenvuelve la marca más popularmente perversa del momento: United Airlines.

Según The New York Times, el 80% del mercado aéreo estadounidense está en manos de cuatro grandes aerolíneas que en 2016 se embolsaron las friolera de 22.000 millones de dólares. Una de esas cuatro aerolíneas es, como probablemente muchos habrán adivinado ya, United Airlines. En Newark, el segundo aeropuerto más importante de la ciudad de Nueva York, el 70% de los vuelos los opera esta aerolínea.

Por culpa del monopolio reinante en este sector los consumidores no tienen apenas capacidad de elección y se ven obligados a volar con compañías aéreas que, como United Airlines, tratan (a veces) a sus clientes como un saco de estiércol, denuncia Sascha Lobo en un artículo para Spiegel.

Afortunadamente, y provistos de los ojos y los oídos de los siempre indiscretos smartphones, los consumidores tienen la oportunidad de filmar para la posteridad los desmanes que las empresas tienen la desfachatez de cometer con ellos.

Aunque el tiempo cura casi todas las heridas infligidas por los consumidores a las marcas en las redes sociales, en ocasiones tales heridas son mortales.

Y si no son letales, al menos ponen de manifiesto una cosa: que las marcas que, cómodamente recostadas en el mullido colchón del oligopolio, tratan a patadas al cliente, están condenadas (tarde o temprano) a pegarse el batacazo.

via Marketing Directo http://ift.tt/2oh3Q8g

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: