by _comunica2punto0

#marketing Adiós a los “chollos”: las “low cost” firman la sentencia de muerte de las rebajas

In Marketing on 17 abril, 2017 at 15:06

Interminables colas a las puertas de los establecimientos, grandes carteles anunciando grandes descuentos y compradores ávidos de “chollos”.

Seguro que esta imagen la ha vivido cientos de veces e incluso ha sido una de esas personas que esperaba como agua de mayo la llegada de enero y julio para renovar su armario por escaso dinero.

Y es que, las rebajas han sido durante mucho tiempo casi una tradición en el comercio de nuestro país, una cita ineludible para millones de compradores pero que, sin embargo, tiene las horas contadas.

Desde que en 2012, el cambio en la legislación permitiera a los comerciantes imponer períodos de descuentos en el momento y durante el tiempo que deseasen, el atractivo de los consumidores hacia las rebajas ha ido disminuyendo alcanzando en este 2017 su punto de inflexión registrando por primera vez en 28 meses caídas de las ventas del 0,1%, según recoge El País.

Esta debacle se debe a una sucesión de cambios en el mercado, en los modelos de negocio de las firmas textiles y en los consumidores que han establecido un nuevo panorama en el que las reglas del juego son muy distintas y en el que los comercios “de toda la vida” son los grandes perdedores.

Las firmas low cost

No cabe duda de que la irrupción de las grandes firmas low cost como Inditex, H&M o Primark han dado un vuelco al mercado textil para disgusto de los pequeños comercios.

Sus modelos de negocio basados en precios mínimos, prendas de buena relación calidad-precio y con diseños actuales así como en la constante renovación de colecciones han atraído las miradas y los bolsillos de los consumidores que ahora anteponen la cantidad a la calidad.

A esto se le suma la cada vez mayor frecuencia con la que estas firmas establecen promociones, descuentos y ofertas en sus catálogos que resultan de lo más tentadores para los compradores y que se presentan como Black Friday, Mid Season Sale o en forma de envíos gratuitos.

Los escasos márgenes con los que operan son prácticamente inalcanzables para los comercios tradicionales que se ven condenados a desaparecer en una industria en la que quien consiga ofrecer el menor precio, se hará con la cuota de mercado.

Estos bajos precios que ofrecen las llamadas low cost son, precisamente, uno de los motivos que ha provocado el desinterés de los consumidores en los períodos de rebajas.

Y es que, con menos de un euro de diferencia entre el precio medio de una prenda en temporada normal y en período de rebajas, el consumidor ya no está dispuesto a esperar para adquirir productos que antes presumían de ofertas de hasta el 80% de descuento.

La crisis

Aunque los precios de las compañías low cost siempre han sido más que asequibles, el azote de la crisis ha dado lugar a la bajada aún más acusada del valor de las prendas.

Con el consumo contrayéndose, las firmas debían mantener volumen de ventas aun sacrificando márgenes.

Todas lo hicieron e incluso algunas como la catalana Mango anunció un recorte de sus precios de hasta el 30% de forma generalizada o la creación de una colección específicamente con precios reducidos.

Y la estrategia funciona a la perfección pues las low cost no han cedido ni lo más mínimo en su cuota de mercado sino todo lo contrario pues las multinacionales han ganado 25 puntos de cuota en los últimos 15 años pasando del 18,7% del total de gasto en moda en 2001 al 43,7% en 2015.

De hecho, desde el año 2000 al 2015, el precio de 34 prendas de ropa se redujo en 146 euros según Kantar Worldpanel.

El consumidor y el auge del e-commerce

La llegada de internet ha dado lugar a un nuevo comportamiento del consumidor que ahora está más informado que nunca.

Antes de ir de compras, busca y compara los precios de los productos a través de la web, un mayor conocimiento del mercado que eleva al mismo tiempo sus exigencias.

Además, el mantenimiento de precios a la baja durante todo el año y la popularidad de outlets online reducen el valor que los consumidores dan a las propias prendas contribuyendo un poco más a la caída del atractivo de las tradicionales rebajas.

via Marketing Directo http://ift.tt/2omAmpl

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: