by _comunica2punto0

#marketing Marketing político, pero de género ridículo

In Marketing on 18 abril, 2017 at 9:40

Señalar con nombres y apellidos a aquellos políticos, periodistas o empresarios que forman parte de la que ya se ha denominado como “trama”. Este es el objetivo que persigue el polémico autobús de Pablo Iglesias que desde el pasado lunes 17 de abril circula por las calles de Madrid.

La corrupción en la esfera política se ha convertido en una de las grandes preocupaciones entre los españoles, y su denuncia, en una prioridad. Pero hay formas y formas. Pablo Iglesias ha dejado patente el nuevo rumbo político que Podemos ha tomado tras su éxito en el último congreso celebrado en Vistalegre.

Un triunfo el de Iglesias que se ha materializado en el “tramabus”. Un autobús de color azul decorado con fotografías del ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas; los ex presidentes del Gobierno Felipe González y José María Aznar o el ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán entre otros.

A bordo del “tramabus” pudimos ver a Pablo Iglesias acompañado por la portavoz parlamentaria de Podemos, Irene Montero, recorriendo algunos de los puntos calientes de los principales casos de corrupción de nuestro país como son la sede nacional del Partido Popular o algunos de los bancos y empresas más destacados.

La reacción de Podemos

El citado congreso celebrado por Podemos en Vistalegre dejó más que patente que las divisiones internas en el seno de la formación morada. Tras el éxito de Iglesias y por tanto, de la continuidad de sus políticas, ya nada ha vuelto a ser lo mismo.

Un sentimiento que se refleja perfectamente en esta campaña. El sector afín a Íñigo Errejón ha optado por hacer el menor ruido posible. Por el contrario, Iglesias se ha lanzado a la calle con su “tramabus” en una suerte de campaña que muchos dentro del partido no han terminado de entender.

Podemos cuenta actualmente con 71 diputados. Las voces contrarias a Iglesias y este tipo de iniciativas de marketing político creen que es una lástima que estas acciones no estén acompañadas de iniciativas en el Parlamento o el Congreso.

Es más, Pablo Iglesias no ha concretado ni anunciado ningún tipo de medida o propuesta en las cámaras con las que poner fin a la trama que está denunciando.

¿Plagio a ‘Hazte Oír’?

Las comparaciones son odiosas pero en este caso necesarias. El “tramabus” ha comenzado a circular por Madrid (también lo hará por otras partes de la geografía española), poco tiempo después del polémico autobús de la asociación ultracatólica y conservadora Hazte Oír.

Estos, con su presidente Ignacio Arsuaga a la cabeza, intentaron recorrer las calles de la capital hace un mes con un polémico mensaje tránsfobo. Las quejas no tardaron en aparecer alegando que el mensaje fomentaba el odio, la homofobia y la discriminación.

La Fiscalía Provincial de Madrid abrió una investigación el pasado mes de marzo contra el autobús de Hazte Oír ante un posible delito de odio. Este llegó a ser inmovilizado por orden judicial y, finalmente acabó cambiando su mensaje para poder seguir circulando.

El ‘tramabus’ no incumple la ordenanza de publicidad en Madrid

No han tardado en comenzar las quejas al permitir la circulación del autobús de Pablo Iglesias.

“Nos parece muy bien que todos los grupos puedan expresarse libremente, pero nos parece raro que Manuela Carmena les deje y que a nosotros nos lo inmovilice y nos multe. ¿Será por ser del mismo partido?”, han manifestado desde Hazte Oír.

Pero se trata de casos muy diferentes. Fuentes municipales han explicado que el “tramabus” no incumple la ordenanza municipal de publicidad, ya que este no vende ningún producto tiene fines lucrativos.

La diferencia respecto al autobús tránsfobo reside en que Ignacia Arsuaga y su organización vendían no sólo mensajes de odio sino un libro en el que recogían estos que, según estas fuentes municipales, incumplían una ordenanza del área de Desarrollo Urbano Sostenible.

Estas fuentes han indicado a la agencia Efe que la Policía Municipal de Madrid tomaría medidas contra el “tramabus” en caso de que así lo dictase una orden judicial. Por el momento, el Gobierno de Manuela Carmena ha descartado inmovilizarlo.

Por el momento, el autobús de Pablo Iglesias ha sufrido “problemas técnicos” según han informado desde Podemos. Un contratiempo que les ha obligado a cancelar su segundo día de recorrido por las calles de la capital.

via Marketing Directo http://ift.tt/2ptZijc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: