by _comunica2punto0

#marketing Los 10 mandamientos de los equipos que trabajan (y triunfan) unidos como una piña

In Marketing on 19 abril, 2017 at 12:53

En el universo marketero el trabajo en equipo es mucho más que un cliché, es una necesidad pura y dura sin la cual los proyectos están abocados a estar empantanados sine die.

Sin embargo, y pese a lo vital y absolutamente imprescindible que resulta el trabajo en equipo en la galaxia marketera, hincar el diente y dominar al 100% esta dinámica laboral no es fácil ni mucho menos.

Para llegar a buen puerto el trabajo en equipo, es indispensable que las diferentes personas en él involucradas sigan a pies juntillas los 10 mandamientos que disecciona a continuación Inc.:

1. No pierda jamás las formas
La cordialidad que debería rezumar siempre entre los diferentes integrantes de un equipo de trabajo es un síntoma inequívoco de que las cosas funcionan bien. La ira, el resentimiento y el sarcasmo son sentimientos que emponzoñan inevitablemente a los equipos de trabajo y deben intentar ser reemplazados por la cordialidad, que ejerce de fuerza motivadora y prende la mecha del positivismo (clave para sacar las cosas adelante).

2. Sea directo
Cuando surgen conflictos dentro de un equipo de trabajo, es necesario dar voz a tales conflictos y abordarlos de una forma lo más directa posible. La peor (y más venenosa) manera de hincar el diente a un conflicto es involucrar a los jefes (sin hablar antes del problema con las personas afectadas).

3. Reconozca los éxitos individuales
Los equipos que reconocen los triunfos de los diferentes individuos que los integran siempre funcionarán mejor que aquellos que se empeñan en echar en cara a sus integrantes única y exclusivamente sus fallos. En un equipo de trabajo verdaderamente saludable los “piropos” (justificados) entre individuos están a la orden del día.

4. Céntrese en el resultado
Una buena manera de poner la zancadilla a los conflictos en los equipos de trabajo es poner todo el foco en los resultados. Cuando dos integrantes de un equipo de trabajo se lanzan a la carrera y están comparando eternamente sus mutuos rendimientos, no llegarán jamás a la meta (o lo harán siempre más tarde con los demás). En cambio, cuando todos los integrantes de un equipo de trabajo tienen la vista puesta en el mismo objetivo, es mucho más probable que se apoyen los unos a los otros y que la carrera se desarrolle de manera mucho más rápida.

5. Hágalo personal
Para ser maquinarias perfectamente engrasadas los equipos de trabajo necesitan dejar aflorar el lado más personal y humano de sus miembros. El factor personal y humano es imprescindible para tender puentes (de empatía) entre los diferentes individuos que conforman un equipo de trabajo.

6. Sea inclusivo
Los mejores equipos de trabajo son siempre inclusivos, no exclusivos. Y buscan siempre formas de involucrar a otras personas en los proyectos que tienen entre manos y comunicarles adecuadamente los objetivos que persiguen. Para ser verdaderamente eficaz un equipo de trabajo debe ser de talante abierto y transparente y preocuparse de iluminar a todos y cada uno de sus miembros sobre los proyectos en marcha.

7. Demuestre diligencia
En un equipo de trabajo es importante que sus integrantes den cuenta de vez en cuando a los demás (sin demasiada fanfarria) de la calidad de su trabajo. De esta forma, a los demás miembros del equipo les picará el “gusanillo” y querrán que su propio trabajo esté también a la altura (y al máximo nivel de calidad).

8. Comunique y vencerá
Un buen equipo de trabajo está obligado a ser comunicativo (y parlanchín) hasta la extenuación para asegurarse de que todos sus miembros están al tanto y han comprendido apropiadamente los proyectos que están actualmente en marcha.

9. Ponga freno al cotilleo
En un buen equipo de trabajo todos sus integrantes están de acuerdo en parar los pies al cotilleo, que es el asesino número uno de la motivación, el progreso, el éxito y el bienestar. Cuando aflora en un equipo de trabajo, el cotilleo es a menudo causa de división y de daños (potencialmente mortales).

10. Tenga a mano una cura para las heridas (que las habrá)
Ningún equipo de trabajo, por muy unido que esté, está libre del conflicto. Y cuando resulta aguijoneado por el conflicto, un equipo debe guardar en el “botiquín” varias posibles curas para que las heridas, fruto en la mayor parte de los casos de la desunión, terminen sanando.

via Marketing Directo http://ift.tt/2pBooKb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: