by _comunica2punto0

#marketing Estos son los 7 errores de lenguaje corporal más habituales en las entrevistas de trabajo

In Marketing on 29 mayo, 2017 at 18:19

Seguro que ya sabe cuáles son las preguntas típicas de las entrevistas de trabajo, por lo que sabe responder si le preguntan cuál es su mayor debilidad, fortaleza y dónde se ve dentro de cinco años y sin embargo, sigue sin pasar a la siguiente fase de los procesos de selección. ¿Ha pensado que el problema puede ser su lenguaje corporal? No controlarlo bien en situaciones tensas podría costarle la oportunidad de trabajo.

Aunque no parezca importante, candidatos de gran talento pueden estropear una entrevista si cometen ciertos errores de lenguaje corporal con gestos que denoten nerviosismo. Una expresión facial que cause mala impresión o un apretón de manos inadecuado pueden dejarle fuera del proceso de selección. Si además de cometer estos errores, no va vestido adecuadamente o muestra una actitud arrogante, tenga por seguro que tendrá que seguir buscando trabajo. Si no está teniendo mucha suerte con sus entrevistas o tiene que hacer frente a algún gasto (un traje o un conjunto nuevo para ir bien vestido a las entrevistas), siempre puede acudir a empresas que ofrecen préstamos con ASNEF.

Además de buscar cuáles son las preguntas más frecuentes e información sobre la compañía, a la hora de preparar una entrevista tendrá que asegurarse de que causa una buena impresión y de demostrar que tiene los conocimientos necesarios para desempeñar las funciones que la empresa requiere. Tenga en cuenta que, tal y como está el mercado laboral en la actualidad, tendrá que esforzarse para destacar y demostrar no sólo con su talento sino con sus gestos, que es el candidato ideal para el puesto al que se postula.

¿No sabe cómo estar seguro de si comete errores de lenguaje corporal? Le contamos cuáles son los más comunes para que pueda identificarlos y aprender a controlarlos.

-No sonreír: ser inexpresivo, frío e impersonal no le va a ayudar a causarle una buena impresión a su entrevistador. Tenga en cuenta que además de ciertas aptitudes, las empresas buscan personas que vayan a encajar bien en sus equipos y que no vayan a incomodar a sus compañeros ni empeorar el ambiente de trabajo, y es que ¿quién quiere un compañero antipático? Además, sonreír ayudará a calmar sus nervios.

-No dejar las manos quietas: juguetear con el bolígrafo o pasar las páginas de su curriculum sin parar son gestos negativos en una entrevista, ya que denotan nerviosismo o falta de preparación. Por ello, lo mejor es dejar que las manos reposen encima de la mesa o en el regazo o que fluyan de manera natural para ayudar a enfatizar lo que dices.

-No mirar a los ojos: uno de los mayores errores de lenguaje corporal que puedes cometer es no mirar a los ojos a tu interlocutor. No es cuestión de mirar fijamente durante toda la entrevista, pero el contacto visual denota atención, interés en lo que se dice y capacidad de escucha.

-Estar mal sentado: una mala postura al sentarse puede ser signo de falta de respeto hacia el entrevistador, de descuido e incluso falta de interés por el puesto de trabajo al que se aspira. Sin embargo, tampoco es bueno sentarse completamente rígido y al borde de la silla, ya que su interlocutor se llevará la impresión de que está muy nervioso y de que no sabe manejar situaciones de tensión.

-Mantener los brazos cruzados: podemos decirlo más alto, pero no más claro: no se cruce de brazos en su entrevista. Le hará parecer hostil, impaciente y a la defensiva y esa actitud no le interesa si lo que quiere es conseguir el trabajo. Trate de mostrarse accesible y abierto y deje que sus manos acompañen a su discurso.

-Tocarse la cara: si constantemente se toca la nariz, juguetea con su pelo o se rasca la cara, además de hacerle parecer inquieto e infantil, puede dar la impresión de que miente o de que está descontento consigo mismo, según los expertos en lenguaje no verbal.

-Gestos de nerviosismo: cambia de posición en la silla constantemente, no deja de agitar las piernas o de tamborilear en la mesa con los dedos, demostrará inquietud y su interlocutor interpretará que no se siente cómodo en esa tesitura (y además puede ponerle nervioso a él). La mayoría de la gente que hace esas cosas no se da cuenta, por lo que le vendría bien practicar con algún amigo o familiar que le ayude a identificar los errores que comete y a remediarlos. Recuerde que lo mejor es encontrar un término medio: tampoco es bueno parecer una estatua. Sea usted mismo y actúe con naturalidad, ya que además de causar buena impresión, le ayudará a disipar esos nervios.

 

via Marketing Directo http://ift.tt/2s7diy3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: