by _comunica2punto0

#marketing Los youtubers, ¿millonarios venidos a menos o simple y llanamente “quejicas”?

In Marketing on 9 junio, 2017 at 6:59

Puede que los adultos (los que peinan ya canas) sigan venerando como auténticos dioses a los famosos de toda la vida, aquellos que han alcanzado la fama con la ayuda de su profesión (casi siempre relacionada con el mundo del entretenimiento). Sin embargo, los más jóvenes (los que lo son de manera insultante) no idolatran tanto a cantantes y actores de Hollywood como a youtubers como El Rubius, PewDiePie o Vegetta777 (nombres que a los entraditos en años les suenan completamente a chino).

Según un reciente de la cadena pública alemana ARD, cuatro de cada cinco jóvenes menores de 30 años ve vídeos al menos una vez a la semana en plataformas como YouTube.

En el celebérrimo canal de vídeos de Google se mueve muchísimo dinero y quienes han encontrado allí su (increíblemente) lucrativa profusión se dejan la piel por conseguir clics y espectadores.

“YouTube funciona a base de hits”, explica el experto en medios Bertram Gugel en declaraciones a RP Online. Y tales hits (aunque son a veces flor de un día) dejan muchísimo dinero sobre la mesa.

Sólo en 2015 el próspero negocio de los vídeos en YouTube generó una facturación de 6.000 millones de dólares. En esta plataforma triunfan sobre todo y antes los canales de música, de videojuegos, de programas para niños y de fútbol.

Sin embargo, no todo es de color de rosa en el universo del vídeo online. A principios de este año muchos youtubers alzaron la voz para lamentarse de que su número de suscriptores había retrocedido notablemente. ¿El culpable? El nuevo algoritmo de YouTube para recomendar vídeos.

“Socorro, mi carrera en YouTube se a aproxima a su fin”, se quejaba, por ejemplo, amargamente ante la cámara la vloger Kelly MissesVlog. “Tengo miedo de publicar nuevos vídeos en YouTube. Cada vez que lo hago pierdo suscriptores”, señalaba la joven youtuber. A juicio de Kelly MissesVlog, YouTube apenas promociona sus nuevos vídeos. Y las apreciaciones de la joven están en línea con las de otros expertos (independientes).

Otros youtubers, en vez de quejarse amargamente, aprovechan para hacer autocrítica (y a arrojar dardos contra su propio gremio). “En lugar de lamentaros de que vuestros vídeos no reciban ya recomendaciones, haced vídeos que gusten a los espectadores y que estos se tomen la molestia de recomendar a otros usuarios”, señala, por ejemplo, el youtuber Julien Bam.

Para los youtubers tener a muchos espectadores a su vera es esencial para conseguir clics y de paso tirar la caña a las marcas. En función de su popularidad (traducida en número de seguidores), un youtuber puede llegar a embolsarse hasta 13.000 euros por un vídeo (con alguna marca agazapada en sus entrañas, por supuesto).

¿El problema? Que en los vídeos el contenido y la publicidad pura y dura son a veces completamente indistinguibles entre sí. Y por eso los youtubers, castigados (supuestamente) por la plataforma que les procuró en su día la fama, son contemplados a menudo con escepticismo por algunos (quienes están en la obligación de regular los medios).

Puede que la profesión de youtuber no pase por su mejor momento, pero sigue siendo uno de los trabajos más lucrativos nacidos al calor de la nueva era digital.

via Marketing Directo http://ift.tt/2sapcdD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: