by _comunica2punto0

#marketing ¿Hubiera sido lo mismo Youtube sin los Youtubers que ahora parece castigar?

In Marketing on 20 junio, 2017 at 9:09

PuroMarketing

Una de las víctimas del escándalo YouTube, el boicot que las grandes marcas lanzaron contra la red de vídeos cuando descubrieron que sus anuncios aparecían al lado de contenidos extremistas y racistas, fueron los propios youtubers. Los youtubers aparecían desde un primer momento en todas las listas de potenciales daños colaterales del escándalo y de las medidas que Google estaba tomando para frenarlo.

Por un lado, estos usuarios fueron los que pagaron el pato de la caída de ingresos publicitarios. Si las marcas y las empresas no compran publicidad en la plataforma, ellos, que viven de los ingresos de esos anuncios, son quienes se ven atacados directamente en su línea de flotación. Por otro lado, las medidas que Google puso para contentar a las marcas (haciendo que la barrera de entrada al programa de publicidad fuese más elevada) hizo todavía más complicado lograr rendimientos. Para un creador que está empezando o para uno con una audiencia muy de nicho, las nuevas exigencias de visionados pueden complicar mucho las cosas.

Y, por tanto, no sorprende descubrir que los youtubers ya han empezado a quejarse de una reducción en sus ingresos publicitarios. En los últimos tiempos, han perdido anuncios y han perdido los ingresos asociados a ellos. Algún youtuber ya lo ha anunciado públicamente y ya ha mostrado claramente que esto está pasando (y que obviamente no están conformes con ello). Los estudios han puesto cifras a esta realidad.

VIDEO

Como recuerdan en FastCompany, la relación entre YouTube y sus creadores de contenidos está en un momento de tensión y no parece que se esté reponiendo. Algunas estadísticas apuntan a que los creadores han perdido el 45% de los ingresos publicitarios. Google ha añadido ciertas herramientas para hacer más atractiva la plataforma para los creadores, como feeds que no están ligados al vídeo o mejor soporte para los creadores, pero a pesar de ello estos no están muy contentos. Siguen señalando que es difícil hablar con la compañía y que los cambios no son siempre efectivos. Esto es, no están viendo mejorías.

Y a todo ello se suma que quizás Google le dio mucha más importancia al problema de la que tenía. La situación era grave y las acusaciones lo eran. Eran algo por lo que las empresas no estaban dispuestas a pasar y que la compañía tenía que solucionar, pero que quizás no necesitaba medidas tan drásticas con efectos tan directos sobre sus creadores de contenidos. Al fin y al cabo, no todas las compañías se fueron y algunas volvieron muy rápido.

Reaccionar como lo hizo quizás logró, sin embargo, dañar su relación con sus creadores simplemente.

VIDEO

No ataques a quien te da de comer

Ciertamente, la compañía tenía que tomar medidas contra los contenidos que las empresas y las marcas denunciaban, como tuvo que tomar medidas en el pasado contra otro tipo de contenidos cuestionables, como los piratas. Pero estas medidas no pueden afectar a justos por pecadores y, sobre todo, no pueden afectar a lo que al final es la esencia de lo que te está haciendo triunfar. Porque, al final, YouTube sin sus youtubers no sería realmente nada.

Han sido los usuarios que han subido vídeos a la plataforma y los que lo han hecho de una forma recurrente y después profesional los que han creado las audiencias y los que han fidelizado a los usuarios de la plataforma. El peso que han tenido en el éxito de la misma está bastante claro cuando se piensa en lo que la competencia de YouTube está haciendo: Facebook ha intentado en varias ocasiones robar a esos creadores y atraerlos a la red social, para hacer que sus contenidos se publiquen ahí y no en YouTube.

Y, además, es importante tener en cuenta que YouTube no tiene un recambio real en el que asentarse. Por ahora no ha logrado capturar a los espectadores que están acudiendo en masa a otros servicios. O, como apuntan en FastCompany, el salón les está resultando todavía esquivo. Amazon, Netflix, HBO y plataformas similares son quienes están capturando a esas audiencias y quienes están haciéndose con los contenidos de mayor duración. YouTube no es algo que veas en la tele, sino algo que ves en el ordenador o el móvil y asociado a cierto tipo de contenidos. Los movimientos por potenciar otro tipo de comportamientos no han logrado, por ahora, que YouTube sea algo más que lo que ha sido siempre.

A eso se suma que otros contenidos que son fuertes en YouTube, como es el caso de la música (800 millones de personas en todo el mundo lo usan para escuchar sus canciones favoritas, según una estimación de la industria de la música) están creando otro nuevo foco de problemas (la industria no está nada conforme con el dinero que sacan de ello).

Por lo tanto, los youtubers siguen siendo su armada, su peso fuerte, y dañarlos no parece la estrategia más adecuada para mantenerlos en funcionamiento.

via Puro Marketing http://ift.tt/2sNvb8w

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: